Nuevo Microsoft Flight Simulator

Microsoft Flight Simulator

Es de lo que todo el mundo lleva hablando en las últimas semanas y de (casi) lo único que vamos hablar en muchos meses a partir de ahora. Microsoft vuelve a coger las riendas de Flight Simulator y nos promete el oro y el moro. Pero, después del estrepitoso fracaso de «Flight«, ¿quién se fía? Con la información disponible en el momento de escribir estas líneas apenas sí hemos rascado la superficie pero, solo con lo que ya sabemos, se puede afirmar con absoluta rotundidad que sí; el nuevo Microsoft Flight Simulator es el simulador que TODOS hemos deseado y cumple, con creces, todas las expectativas generadas.

Hay importantes indicadores que sugieren que Microsoft no solo quiere hacerlo «bien» esta vez. Quiere clavarlo:

  • Para esta nueva versión Microsoft ha creado una nueva web con un título poco «sorprendente»: flightsimulator.com. Ya desde las primeras entradas en esa web dejaron bien claro que han estado leyendo con MUCHO interés todo lo que se ha escrito en números foros sobre simulación de vuelo sobre los temas más candentes y que van recogiendo lo que, si no todos, una inmensa mayoría queremos en nuestros simuladores.
  • Poco después de poner en marcha la nueva web Microsoft publicó un calendario de actualizaciones y, puntual como un reloj suizo, en la fecha prevista Microsoft actualiza. Y ésta es una de las primeras pruebas de que quieren hacerlo bien. Una de las mayores frustraciones que todos tenemos cuando un desarrollador anuncia un nuevo producto o una actualización son los prolongados períodos de silencio en los que nos quedamos sin saber nada. Microsoft, en cambio, ha creado algo mucho mejor que Netflix, HBO, Amazon Prime o todos juntos… Ha creado una «mini-serie» en la que todos estamos expectantes a que, en la fecha prevista, Microsoft publique su nueva actualización. Su nivel de detalle y dedicación llega hasta el punto de que han estado «afinando» la hora en la que hacer sus publicaciones para que se puedan leer a una hora del día «razonable» en la mayor parte del mundo. A mí en particular, este nivel de entusiasmo para tratar de contentar a todos me resulta muy significativo.
  • En uno de sus esperados anuncios, Microsoft abrió la puerta a la participación de probadores beta. Bueno… Alpha. Esta diferencia no es baladí. No es nada habitual que un desarrollador permita que el público en general acceda a versiones en un estado de desarrollo tan temprano. Lo normal es liberar versiones beta cuando están muy próximas a su versión final y el principal propósito de estas betas es ayudar a corregir y depurar errores antes de su lanzamiento oficial y así evitar quejas y frustraciones de los compradores. Que Microsoft haya abierto la puerta a que cualquiera que haya querido registrarse pueda acceder a una Alpha significa que, en esta fase de desarrollo, no busca corregir errores, o al menos ese no es su principal objetivo. Lo que buscan es retroalimentación. Es preguntarle directamente a los usuarios «¿Qué os parece? ¿Vamos bien? ¿Qué cambiaríais?«. Si esto es realmente así, y todo apunta a que, en efecto, así es, el desarrollo de Microsoft Flight puede extenderse MUCHOS meses porque, si una mayoría de probadores se queja de algo en concreto o solicita una mejora en particular, Microsoft tendrá que dar marcha atrás en algunos pasos de su desarrollo o tendrá que dedicar recursos a programar algo nuevo que no estuviera en mente inicialmente. Pero toda esta retroalimentación, por mucho que se estire en el tiempo, tiene una contrapartida que nos beneficia a todos: tendremos el simulador perfecto; o el que quiere una inmensa mayoría. Al finalizar la primera ronda de selección, el pasado 24 de octubre Microsoft confirmó que TODOS los usuarios que solicitaron paticipar en las prueba de desarrollo tendrán acceso a alguna de las versiones Alpha en desarrollo. Si no en los inicios, más adelante, pero insisten en que TODOS tendrán la oportunidad de acceder, probar y opinar sobre estas primeras versiones. De nuevo, una señal inequívoca de querer hacer las cosas de forma impecable.
  • A finales de septiembre Microsoft invitó a una selección de medios relacionados con la simulación de vuelo a su sede en Seattle para que pudieran probar el producto en absoluta primicia. Tal es la confianza de Microsoft en su producto, aún siendo una temprana Alpha que, antes de probar el simulador, los invitados pudieron hacer un vuelo VFR real por Seattle para que pudieran luego comparar tanto las vistas como las sensaciones de pilotaje entre una avioneta real y las de su simulador. Antes de entrar «en faena» los desarrolladores proporcionaron a los probadores algunos datos básicos sobre el desarrollo y características de esta nueva versión y, terminada la «escuela de vuelo», estos afortunados elegidos pasaron al ataque. En contra de lo que suele ser habitual durante las pruebas de versiones Alpha, muy al inicio de su fase de desarrollo, Microsoft no limitó a los probadores en modo alguno. Pudieron volar por dónde quisieron y con las condiciones que quisieron. La única limitación fue… no hacer fotos y vídeos de sus pruebas. Sin embargo, Microsoft sí que les facilitó a estos medios un extenso vídeo elaborado por la propia Microsoft de modo que los probadores pudieron ilustrar sus primeras sensaciones con imágenes reales del nuevo Flight Simulator. Finalizadas las pruebas los desarrolladores se ofrecieron a responder todo tipo de preguntas.

 

Seguramente estaréis pensando que sí… que todo eso está muy bien pero… ¿qué hay de lo mío? ¿Qué se sabe ya del nuevo Microsoft Flight Simulator? Vamos a ello…

Puesto que en el momento de escribir estas líneas todavía no he tenido acceso a la versión Alpha (aunque sí he recibido el correo de que estoy en la primera tanda de invitados) este artículo está basado en los textos, imágenes y vídeos proporcionados por Microsoft y también en los publicados por los diferentes medios que acudieron al evento en Seattle. Así que no es información de primera mano. Al igual que hicieron los desarrolladores de Microsoft durante su presentación a los medios invitados a Seattle, vamos a dividir este artículo en cuatro apartados.

2 millones de GB a tu disposición

Cuando pensamos en mapas, la mayoría pensamos en Google Maps. Algunos, Apple Maps. En España poco caso solemos hacerle a Bing, de Microsoft. ¡Pero ellos también tienen sus mapas! Y entonces a alguien se le encendió la bombilla… ¿Y si usamos toda esa información para poder volar en el mundo real? Esa idea solo tenía un problemilla. ¿De cuánto es tu disco duro? ¿De 1TB? ¿2? ¿6? Los mapas de Bing ocupan 2PB ¿Qué cuánto es eso? Nada. Calderilla. Lo que vienen siendo 2 millones de GB. Pero lo que parece en primera instancia un escollo insalvable tiene una solución relativamente fácil. Puesto que Microsoft fue una de las primeras empresas en ofertar servicios de almacenamiento masivo en la nube a través de su plataforma Azure, ¿por qué no hacer uso de lo que Microsoft ya tenía en casa? De ese modo el nuevo Flight Simulator realiza una instalación básica que ocupa lo mínimo (todavía no se sabe cuánto) para tener una experiencia de vuelo «digna» aún en aquellos equipos que no estén en red y, en función de la calidad y velocidad de la conexión a internet, la nueva versión de Flight Simulator descargará datos adicionales basados en Bing para ofrecer una experiencia tan real que, según los invitados a la prueba en Seattle, asombra. Puedes perfectamente sobrevolar tu barrio y reconocer todos las casas, negocios… Los tres modos que habrá disponible serán, completamente sin conexión (offline), dinámico, que se adaptará a la velocidad y latencia (ping) de cada conexión y precarga, un modo con el que podrás descargar en tu disco zonas concretas para poder volar sobre ellas sin conexión pero con el máximo de detalle, eligiendo qué cantidad de disco duro quieres dedicar a esa función de caché.

Pero no todo el monte es orégano. Digamos que Microsoft tiene los mejores mapas satélite del mundo mundial (seguramente no… pero imaginemos que sí). Sigue habiendo un problema: las imágenes de satélite son bidimensionales, pero nosotros volamos en un mundo tridimensional. Ver el tejado de una casa no es suficiente. Esa casa necesita una fachada y hay que «levantarla» en 3D.  Pues bien. Seguro que todos habéis visto alguna vez un coche de Google Maps recorriendo ciudades y carreteras y que todos conocéis Street View de Google; ese muñecajo amarillo que lo sueltas en cualquier calle o carretera de Google Maps y te permite moverte por tu ciudad como si la estuvieras recorriendo andando o en coche y girar e incluso mirar, hasta cierto punto, arriba y abajo. Microsoft también ha estado haciendo lo mismo con sus mapas así que Microsoft cuenta con, además de las imágenes planas (bidimensionales) del satélite, todas las texturas de las fachadas de todos lo edificios y lugares que sus coches han recorrido. Y aquí viene una importante limitación: Google le lleva a Microsoft MUCHÍSIMA ventaja en ese sentido. Tanta, que en España únicamente tienen disponibles, si no me salto ninguna, las zonas centrales de Madrid, Zaragoza, Barcelona, Valencia, Alicante y Málaga. Y chinpón. Se acabó. Así que, ¿qué pasa con el resto de ciudades? Está claro que si Microsoft todavía no tiene datos de otras grandes ciudades como Sevilla no debemos esperar que dispongan de datos de nuestro pueblo perdido. Y eso mismo se aplica a cualquier otra zona remota del mundo. Para esos casos Microsoft está explotando las posibilidades de la inteligencia artificial. El simulador contará con una base de datos de edificios, árboles y otros elementos 3D genéricos y, en función de la pinta que tenga un tejado en concreto o una zona arbolada, tirará de esos recursos con su mejor criterio posible para rellenar esas zonas en las que carece de información 3D.

La ventaja es que, al contrario de lo que sucede en la actualidad en los que los escenarios fotorrealistas no tienen autogen y, si lo tienen, pues suele ser ciertamente mejorable, en esta ocasión todos los elementos 3D (edificios y arbolado principalmente) coincidirán exactamente con su ubicación en el terreno real. Pero, por muy «inteligente» que sea la inteligencia artificial, es evidente que esta técnica no está ahora, ni probablemente esté nunca, totalmente libre de fallos y es de esperar que aquí y allá veamos incoherencias entre el terreno y el autogen que habrá que perdonar. A fin de cuentas, no es fácil colocar en su ubicación exacta los 1.500.000.000.000.000.000 de árboles que se incluyen en esta nueva versión.

Esos pequeños fallos quedan sobradamente compensados por el nivel de realismo que tendremos, por defecto, en TODO el mundo. ¡Adiós a la instalación de los 9 discos de FS Global Ultimate! Aunque claro… a PILOT’s, el desarrollador de FS Global no le hará mucha gracia, me temo. Además, y gracias a esos 2PB de datos, los aeropuertos planos desaparecen y por fin podremos tener una representación real de las pistas, incluyendo desniveles y ondulaciones.

Otra ventaja para nosotros, y grave palo para otros desarrolladores, es que ahora contaremos con un elevado número de aeropuertos que, por defecto, ofrecerán un nivel de detalle lo bastante bueno como para que guardemos la cartera y no invirtamos tanto como ahora en escenarios detallados de pago.

Weather Simulator

El título de este apartado es un chiste fácil; y malo, pero qué nos vamos a engañar. Pero describe muy bien el trabajo realizado por Microsoft. El nombre del producto «Flight Simulator» (simulador de vuelo) nos sugiere que, con mayor o menor realismo, vamos a poder realizar vuelos con diferentes tipos de aeronaves. Pero si el entorno en el que se mueve un avión, la atmósfera, no está bien representada, resulta entonces imposible realizar una simulación realista. Para esta nueva versión los desarrolladores de Microsoft han puesto todo su empeño en simular con el mayor detalle posible todos los elementos atmosféricos que interactúan con nuestros aviones. Para empezar, se ha aumentado el número de capas de la atmósfera hasta un total de 32. Cada una de ellas se comporta de forma individual, por lo que sus características (temperatura, humedad, condensación…) pueden ser diferentes una de las otras, así como el tipo de nubes que ofrecen y, al respecto, se incluyen todos los tipos de nubes catalogadas. A la vez, y como en la vida real, todas están «conectadas» y lo que sucede en una capa afecta de una forma u otra a las demás. En esta nueva atmósfera se han incluido detalles como la reducción de visibilidad debido a contaminación, arena u otros factores. Las nubes ya no son capas 2D que se «mueven» o «giran» en función de nuestra posición para darnos sensación tridimensional sino que son, realmente, tridimensionales. ¿Echabas de menos las gotas en el parabrisas de Flight Simulator 9 (2004)? No solo están de vuelta sino que son tridimensionales e interactúan con la forma de la estructura de nuestro avión y la velocidad y componente del viento. Las gotas se desplazaran por los cristales de forma tan real como la vida misma. Ni más, ni menos. Ahora, por ejemplo, se puede apreciar claramente cuando una nube descarga un chaparrón a unos km de donde estamos viéndose perfectamente cómo cae la capa de agua.

Para poder generar todo este nivel de detalle en la atmósfera es necesario contar con una gran cantidad de información meteorológica detallada. El nuevo Flight Simulator vuelve a contar con motor meteorológico propio, por lo que no hará falta instalar productos de terceros. De nuevo, esto es fantástico para nosotros los usuarios, pero no tanto para las empresas que llevan ofreciéndonos fielmente sus productos meteorológicos para compensar las carencias de las versiones anteriores. Además, y aunque no lo puedo confirmar porque es una intuición basada en cosas que he escuchado o leído aquí y allá, tengo la sensación de que no solo se usarán las estaciones meteorológicas de los aeropuertos sino que se proporcionará una cobertura mucho mayor usando otras estaciones no directamente relacionadas con la aviación pero que contribuirán a realizar una representación meteorológica mucho más real y precisa.

Veo, veo…

¿Qué ves? Veo un arco iris. En el nuevo Flight Simulator la luz juega un papel fundamental. Interactúa con ABSOLUTAMENTE TODO. Por ejemplo, el color del agua varía con los reflejos, no solo de las nubes, sino también de los edificios cercanos. Las nubes, a su vez, reflejan luz las unas en las otras. Las montañas reflejan la luz a las nubes, y al agua, y nuestra cabina recoge todos esos reflejos, tanto los exteriores como los exteriores. ¿Recuerdas que hay 32 capas de nubes y que todas son independientes pero, a la vez, interactúan entre ellas? Pues eso… Microsoft ha compartido imágenes, tanto estáticas como vídeos, en los que se ve perfectamente cómo la luz se «cuela» por entre los «agujeros» de las nubes dejado claros y sombras en el suelo perfectamente definidos. ¿Y recuerdas que las gotas de lluvia y las nubes son ahora tridimensionales? Pues cuando se dan las condiciones adecuadas es posible visualizar arco iris perfectamente detallados que aparecen, desaparecen y se visualizan exactamente igual que lo hacen en la vida real. Y lo mismo sucede con la iluminación nocturna. Las nubes que sobrevuelan o cubren ahora las ciudades se ven claramente teñidas por el naranja de sus farolas.

¿Y del vuelo qué hay?

Supongo que a estas alturas del texto resulta más que evidente el empeño de Microsoft en hacer las cosas «bien» esta vez. Así que si ha puesto todo ese empeño y nivel de detalle en todo lo que rodea a nuestro avión es esperar que haya, al menos, el mismo nivel de calidad en todo lo que respecta al vuelo. Hay dos aspectos que destacaría especialmente. El primero de ellos es que en esta nueva versión el viento interactúa con absolutamente todos y cada uno de los elementos 3D de los escenarios. A gran escala, podemos esperar las corrientes ascendentes y descendentes típicas de terrenos montañosos. Pero otros elementos de menor tamaño también tienen su efecto, como los hangares junto a la pista. El entorno es ahora completamente dinámico gracias a esta interacción del viento con todos y cada uno de los elementos tridimensionales.

El viento también tiene, como era de esperar, una influencia mucho más precisa en las nuevas aeronaves. En el nuevo Flight Simulator hay hasta 1.000 zonas que se ven afectadas, de manera independiente, por factores como la presión, velocidad del aire, momento de inercia o temperatura. Y no solo eso. Ahora, además, se realizan un mayor número de tomas por segundo de cómo todos esos factores afectan a cada uno de 1.000 trocitos analizados en nuestro avión. En la práctica podremos experimentar, como en la vida real, que unas zonas del ala entran en pérdida antes que otras. Otro ejemplo práctico es que el hielo afecta de forma realista al vuelo y esa acumulación será diferente en cada zona del avión y, por lo tanto, afectará de forma diferente a cada superficie. FSX y P3D cuentan con importantes limitaciones en cuanto a las dinámicas de vuelo que muchos desarrolladores externos han suplido con modelos específicos para sus aviones. Ahora, en cambio, todos los aviones podrán beneficiarse de esta dinámica mejorada incorporada en el simulador. Si eres de los que hasta la fecha ha volado feliz y despreocupado por el hielo… ¡cuidado! En esta nueva versión puedes quedarte sin visión, con una bonita capa de escarcha cubriendo todos cristales de la cabina, y entrar en pérdida si no manejas adecuadamente todas las protecciones anti-hielo de tus aviones.

Las mejoras en la física no solo están el aire. También se ha trabajado en mejorar las colisiones (habrá que cuidar más esas tomas…) y en el rozamiento de las superficies. Así, ahora podremos «sentir» que el avión acelera y frena, más o menos, en función de la superficie por la que rodemos y de si está o no contaminada.

¿Y qué pasa con los desarrolladores?

Una de las grandes cagadas de Flight (perdón… ¿se puede decir cagada en un artículo como éste?) fue que Microsoft quiso controlar todo el mercado de terceros desarrolladores como escenarios o aviones ofreciendo todos estos extras desde su propia plataforma y, claro está, imponiendo sus condiciones… y comisiones. En esta ocasión todo apunta a que Microsoft es plenamente consciente de la importancia de terceros desarrolladores en el mundo de la simulación de vuelo y que quiere facilitar al máximo posible que éstos aprovechen al máximo todas las características que ofrece esta nueva plataforma. El SDK del nuevo Flight Simulator (la SDK es como el «manual de instrucciones» interno) estará abierto y disponible para todos los desarrolladores y se sabe que todo seguirá como hasta ahora. Es decir, que Microsoft no actuará de intermediario.

No se sabe mucho de los contactos de Microsoft con desarrolladores de software, como los de aviones, pero sí sabemos ya que PMDG ha dado el paso en anunciar que su recién estrenado NGXu estará disponible para el nuevo MSFS (Microsoft Flight Simulator). Y sin un «peso-pesado» como PMDG ha hecho ese anuncio es de esperar que todos los demás sigan detrás. Por otra parte, Microsoft también ha comprado todos y cada uno de los dispositivos de hardware del mercado (joystick, cuernos, pedales, palancas de gases, cuadros de instrumentos…) para asegurarse que el nuevo Flight Simulator sea compatible con todos ellos.

Y ahora, las preguntas del millón…

He dejado para el final lo que muchos queremos saber… y para lo que todavía no hay respuesta. Lo primero que nos viene a todos a la cabeza es… ¿Y qué pasa con todos los productos que he comprado a lo largo de estos años? ¿Toca tirarlo todo a la basura y empezar a gastar de nuevo? Aunque todo parece estar hecho desde cero, lo cierto es que Microsoft ha reutilizado más partes del código de lo que parece. Es más, incluso en aspectos como la renovada dinámica de vuelo han decidido mantener, de forma paralela, la anterior, así que no resulta descabellado del todo pensar que es posible que se pueda reutilizar algo. En uno de sus primeros anuncios Microsoft dijo, textualmente, «somos conscientes de la preocupación en el ecosistema actual y estamos trabajando para darle solución«. El hecho de que PMDG pueda portar, con relativa facilidad, su NGXu para P3Dv4 a MSFS también da que pensar de que no hay tantas diferencias. Sin embargo, a mí el sentido común me dice que si hay aviones que dejan funcionar cuando saltamos de la versión 4.4 a la 4.5, por ejemplo, raro sería que un avión desarrollado para FSX/P3D funcionara sin problemas en un simulador tan radicalmente mejorado como es el caso del nuevo Flight Simulator. Así que aunque la intención de Microsoft sea la de mantener la máxima compatibilidad posible con los productos actuales no me sorprendería para nada que más adelante digan eso de «lo sentimos mucho, hemos hecho todo lo posible pero…» De todos modos, y aún suponiendo que no se pudiera reaprovechar nada, recapitulemos:

  • Ya no necesitarás comprar, ni actualizar, un motor meteorológico
  • Ya no necesitarás comprar escenarios fotorrealistas
  • Muchos aeropuertos y una inmensa cantidad de ciudades serán detallados por defecto, por lo que para muchos usuarios ya no merecerá la pena invertir en escenarios adicionales.

Tal y como dijo uno de los desarrolladores durante el turno de preguntas tras la prueba en Seattle: «Yo no quiero hacer multitud de micro-compras. Vosotros no queréis hacer multitud de micro-compras. No quiero comprar un producto y luego tener que comprar otros 70 productos para lograr que el producto inicial sea como se supone que debería ser cuando se pone en el mercado.» Esa declaración resumen muy bien las aspiraciones de Microsoft con su nuevo Flight Simulator a crear un producto lo más completo posible de base. Así que, aún en el caso de que hubiera que volver a hacerse con un hangar de aviones compatibles con el nuevo Flight Simulator, si tenemos en cuenta todo lo que nos ofrece por defecto y que, por tanto ya no tendremos que comprar, todo apunta a que es una inversión en la que, a largo plazo, saldremos ganando.

Al hilo de las compras, otras de las grandes preguntas que ha estado sobrevolando es si esta nueva versión se ofrecerá en modo de «suscripción». Es decir, sin en lugar de hacer un único pago tendremos que pagar mensualmente como sucede con Netflix, HBO, Spotify y tantas otras plataformas. En esta ocasión la respuesta no está tan clara… En la misma sesión de preguntas se dijo que «En este momento no tenemos planeado cobrar por suscripción. Yo no quiero pagar una suscripción. Vosotros no queréis pagar una suscripción. […] No pienso que el equipo (de desarrollo) crea en suscripciones» Aunque la intención es clara, la respuesta no es tan tajante y «en este momento«, «No pienso que…» podría transformarse en… «nos hemos visto obligados a…» en el lanzamiento. Las dudas sobre la suscripción vienen, principalmente, debido al hecho de que Microsoft presentó el nuevo Flight Simulator en la feria Electronic Entertainment Expo (E3), una feria enfocada a los videojuegos más «clásicos» en lugar de hacerlo en la FlightSimExpo, dedicada en exclusiva a la simulación de vuelo. Durante la presentación se indicó que el nuevo Flight Simulator estará disponible para Xbox, lo que a muchos les hizo dudar, por una parte, de que esta nueva versión fuera un simulador «serio» y no un mero producto de entretenimiento y, en segundo lugar, si el nuevo Flight Simulator estaría incluido entre títulos Game Pass para Xbox a los que se tiene acceso mediante suscripción. En cuanto al precio… pues ni idea. Es imposible ofrecer un precio, ni siquiera estimado, en esta fase de desarrollo.

Otro de los grandes enigmas del momento son los requisitos técnicos en cuanto al ordenador recomendado para esta nueva versión. El problema es que estamos hablando de un producto que está MUY LEJOS de estar terminado y, por lo tanto, los requisitos que hagan falta para la Alpha actual pueden ser muy diferentes de la versión final. En ambos sentidos. Puede que en futuras versiones se optimice el código y los requisitos sean menores o al contrario, que se añadan más funciones y la versión final sea más exigente. Lo que sí se sabe es que la intención de Microsoft es que el nuevo Flight Simulator tenga una vida útil de, al menos 10 años, pero sin dejar atrás a muchos usuarios con equipos que no sean tope de gama. También está confirmado que, al menos de momento, el nuevo Flight Simulator usa DirectX 11 y no hace uso de la tecnología Ray Tracing tan de moda en este momento, a pesar de que lo parezca en algunas imágenes. La buena noticia al respecto es que eso facilitará que el nuevo simulador sea compatible con una amplia gama de tarjetas gráficas actuales. Sí que está planeado actualizarlo más adelante para hacer uso de DirectX 12. Ahí sí podrán plantearse hacer uso de Ray Tracing. También sabemos que no habrá realidad virtual para las primeras versiones, aunque no se le cierra la puerta al futuro. Por lo demás… no hay más detalles y habrá que esperar.

Las última pregunta del millón, sin respuesta claro está, es cuándo estará disponible. Como he ido comentando a lo largo de este artículo, el desarrollo se prevé largo. Los probadores Alpha del primer turno podremos hincarle el diente a finales de noviembre de 2019. En cuanto a la versión final se habla del 2020, pero yo no sería demasiado impaciente al respecto. Si, como he intentado de mostrar, Microsoft realmente quiere hacer las cosas bien, tiene todo el sentido del mundo que ante cualquier problema que impida un lanzamiento exitoso del producto prefiera esperar. Ojalá llegue pronto, pero no me sorprendería para nada que nos comamos una buena parte del 2020 antes de que pueda estar disponible para el público en general.

Algunos detalles adicionales que me vienen a la cabeza antes de cerrar este artículo es que por el momento no habrá posibilidad de compartir cabinas para, por ejemplo, hacer sesiones de entrenamiento y que habrá un, parece ser que eficiente, sistema de listas de control (checklists) que facilitará, y mucho, el aprendizaje por un lado y el realismo por otro.

Es evidente que en este artículo me he dejado muchos pequeños detalles en el tintero, pero espero haber cubierto los principales aspectos y poder ofrecer una visión general de qué se sabe hasta la fecha y qué esperar del próximo Microsoft Flight Simulator.

Para terminar, podéis revisar los vídeos que se han publicado hasta la fecha en el canal de Youtube oficial y también en la cuenta de Xbox:

https://www.youtube.com/channel/UCqONzeACDBaF6FfKjh7ndAQ/videos

https://www.youtube.com/user/xbox/search?query=Microsoft+flight+simulator

, ,